Para esos días de verano, donde lo único que quieres es disfrutar constantemente de días de playa, es realmente imprescindible el desayuno, pues es la primera comida que te