Dieta para Diabéticos: consejos saludables a seguir

La diabetes mellitus, mejor conocida coloquialmente como la enfermedad del azúcar en la sangre, es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. La insulina, al no ser secretada eficientemente por el páncreas, se ve imposibilitada a cumplir su papel, el cual no es otro que el de regular el azúcar en la sangre y mantener la glucosa para, de esta manera, proveer la energía que el cuerpo necesita. La dieta, hábitos alimenticios y condiciones de salud hereditarias, determinan el padecimiento de esta patología, que día a día cobra la vida de muchos pacientes. Uno de los asuntos que realmente preocupa a quienes la padecen es que, por ser una enfermedad de tipo crónica, llega a prolongarse durante mucho años afectando la calidad de vida de las personas y llevándolas, en muchos casos, a la muerte.  Si eres diabético o conoces a alguna persona cercana, que sufra esta enfermedad, sigue leyendo este post para que conozcas consejos y dieta para diabéticos y puedas mejorar tu calidad de vida o la de algunos pacientes que están a tu alrededor.

¿QUÉ PUEDE COMER UN DIABÉTICO?: ALIMENTOS PARA DIABÉTICOS QUE NUNCA PUEDEN FALTAR

Una persona diabética tiende a deprimirse, ya que, además de las complicaciones secundarias que produce esta enfermedad, como ceguera, disfunciones renales y del sistema nervioso, tiene que enfrentar la dura realidad de no poder comer lo que desea y restringir estrictamente sus hábitos alimenticios. Sin embargo, cuando se tiene consciencia de que la diabetes, a pesar de ser una enfermedad bastante invasiva, requiere tener una dieta como la pudiese llevar cualquier persona sana, que desea cuidar su salud, se hace este padecimiento más llevadero al aceptar, que el bienestar y el tener un organismo saludable es la prioridad. Una de las preguntas más comunes entre quienes padecen esta enfermedad y sus familiares es: ¿Qué puede comer un diabético? Básicamente, quienes sufren esta patología metabólica pueden comer lo mismo que comería alguien, cuyo estilo de vida sea completamente saludable. Enfoquémonos, entonces, en los alimentos para la diabetes y verás como no todo es tan malo como parece; veamos qué alimentos no pueden faltar en la dieta de un diabético y entérate de cómo debe comer una persona con diabetes.

  • LÁCTEOS: los lácteos son una gran fuente de vitaminas para las personas con diabetes, e  incluso llegan a prevenir esta enfermedad en quienes aún no la padecen. Obviamente, no todos los lácteos se pueden consumir cuando se sufre de diabetes, sino un grupo específico de ellos nada más. Sabemos que el consumo de azúcar eleva los niveles de glucosa en la sangre, por lo que lógicamente se debe evitar los lácteos que contienen azúcar añadida. Productos como la leche y el yogurt descremado (bajos en grasa y en azúcares), el yogurt griego (menos carbohidratos y más proteínas), leche de soya sin sabor (rica en calcio y sin azúcares), quesos (blancos, frescos y bajos en grasas) son algunos de los lácteos que pueden consumir los diabéticos. Los quesos para diabéticos deben ser los más dietéticos posibles, evitando aquellos amarillos y madurados ricos en colesterol. No todos los lácteos que acá mencionamos se adaptan a los requerimientos de todos los pacientes por igual. Depende del tipo de diabetes que se padezca se podrán consumir diferentes versiones de productos aquí descritos con especificaciones diferentes en cada caso.

Las personas con diabetes querrán consumir alimentos ricos en grasas, como respuesta inversa a las prohibiciones que la enfermedad les atañe. Es sabido que cuanto más nos prohíben algo, centramos nuestra atención en aquello que no debemos hacer o en este caso consumir. Los diabéticos, acostumbrados quizás a tener una dieta variada donde consumían todo tipo de alimentos, querrán incumplir el nuevo régimen alimenticio e incurrir en algunos pecados que no se pueden permitir, como comer grasas o azúcar a escondidas; si fuera el caso y estás buscando una solución para ello, podrás emplear el yogurt natural como base para la preparación de alguna salsa o aderezo, parecido a la mayonesa, que le permita acompañar sus comidas.

  • GRANOS Y CEREALES: los granos y cereales son otros de los alimentos que pueden consumir los diabéticos, casi sin ningún tipo de restricciones salvo aquellas impuestas por el médico, quien indicará la dieta especial que el paciente necesite en cada caso. Los granos enteros son altamente beneficiosos en la reducción de glucosa en la sangre, ya que por ser carbohidratos complejos netamente naturales, ayudan a regular los niveles de azúcar en nuestro torrente sanguíneo. Entre los granos que pueden comer los diabéticos están el arroz moreno y silvestre, la soya, el sorgo, garbanzos, el maíz de grano entero, frijoles negros, rojos o judías, lentejas, avena, trigo, cebada y centeno, entre otros.

Ante los mitos de si los granos hacen aumentar de peso y por lo tanto son contraproducentes para personas con diabetes, te decimos que lo más importante en este caso es que ayuden a controlar la glucosa en la sangre. Y es que los granos y cereales contribuyen a la nivelación de los niveles de glucosa, además de aportar fibra, vitaminas y minerales, que ayudarán también a la nutrición del paciente. Una de las mejores opciones de granos integrales para diabéticos, además de las ya mencionadas, son el mijo, la quina, el farro y el trigo seco.

  • VERDURAS, VEGETALES Y HORTALIZAS: hay quienes piensan que los diabéticos pueden comer toda clase de verduras y vegetales en general, sin ningún tipo de restricciones. Esta es una creencia errada y hasta peligrosa, ya que el consumo de algunas verduras como la papa, la batata, el ñame, el ocumo y la yuca contienen altos niveles de carbohidratos. Lo recomendable es que los diabéticos consuman estos alimentos bajo supervisión médica y así eviten complicaciones mayores en su salud.

Es importante incluir una gran variedad de vegetales sin almidón en el menú para diabéticos, la lista de estos vegetales incluye tomates, pepino, berenjena, remolacha, brócoli, repollo, coliflor, pimientos, brotes, palmito, calabacín, hongos, espárragos, calabaza, entre otros. Recuerda que aunque se sugiera el consumo de estos vegetales y hortalizas, debes tomar en cuenta la opinión médica; las indicaciones de un facultativo siempre serán las acertadas, pues éste será quien determine las condiciones de salud del paciente, el tipo de diabetes que padece, su índice de azúcar en la sangre y qué vegetales y en qué cantidad puede consumir.

  • CARNES: los diabéticos pueden comer carnes de todo tipo, excepto aquellas que han sido procesadas como el jamón, el tocino, el salami, pepperoni, salchichas, chorizos, entre otros. Las carnes magras naturales representan un gran apoyo nutritivo a la alimentación de un diabético, sin embargo es importante recordar que deben ser preparadas lo más sanas posibles, es decir, dietéticamente, libre de grasas o aditivos químicos que contengan azúcares.

Las carnes rojas, como la carne de ternera o cerdo deben consumirse esporádicamente, ya que su alto contenido en sodio y grasas saturadas favorecen la aparición de un sinnúmero de enfermedades, especialmente las cardiovasculares y la obesidad. Qué carnes pueden comer los diabéticos es una de las interrogantes más comunes entre quienes padecen esta enfermedad y los familiares que cuidan de ellos, pues mucha veces no saben qué alimentos prepararles ni qué régimen alimenticio deben seguir, no obstante aunque se diga que las personas con diabetes pueden comer todo tipo de carnes no procesadas, se debe tener cuidado en la cantidad y frecuencia con que se les incluye en su menú. Comer carnes rojas detona la aparición de diabetes tipo 2, haciendo que el paciente produzca muy poca insulina y pase a engrosar la lista del 90% de los casos de diabetes. La diabetes tipo 1 es menos común y quizás es la más preocupante, ya que el paciente no es capaz de producir su propia insulina. Sea cualquiera de los casos, la carne roja es mala para la diabetes si se consume con mucha frecuencia, por lo que expertos de la medicina recomiendan consumirla sólo una vez por semana.

  • GRASAS BUENAS O SALUDABLES: Es común creer que un paciente diabético, por su marcada tendencia a desarrollar obesidad, no puede consumir ningún tipo de grasas. Sin embargo esta hipótesis queda sin efecto, cuando recordamos que las grasas constituyen una fuente importante de energía y no pueden eliminarse de ninguna dieta. Lo que es errado creer es que un diabético puede comer grasas sin importar el tipo; las grasas para diabéticos deben ser sólo aquellas monoinsaturadas, poliinsaturadas o las llamadas grasas buenas o naturales, como el aguacate, aceite de canola, aceite de oliva extra virgen, aceite de girasol y las grasas provenientes de los frutos secos (maní, nueces, entre otros).

Es importante considerar la frecuencia con la que incluimos las grasas en el menú del diabético; todas las comidas por inofensivas y saludables que parezcan, deben pasar por la aprobación de un profesional de la medicina o nutricionista, quien será el indicado de sugerir cuántas veces a la semana y qué cantidades y tipos de grasas debe consumir el paciente.

  • FRUTAS: obviamente, las frutas no pueden excluirse de la dieta de un diabético, sin embargo aunque parezcan todas buenas e inofensivas para la condición de estos pacientes, se debe ser cauteloso a la hora de elegirlas. Lo recomendable es darles a consumir una fruta a la vez; las ensaladas de frutas pudieran elevar el nivel de azúcar en la sangre, ya que, de no haber sido recomendadas por un médico, pudiera haber altas concentraciones de glucosa e hidratos de carbono en un plato colorido de frutas. Tanto el paciente como quienes cuidan de él, deben documentarse adecuadamente acerca de qué frutas pueden comer los diabéticos y qué combinaciones de éstas pueden hacerse para incluirlas en su menú diario.

Normalmente las frutas prohibidas para los diabéticos son aquellas que vienen enlatadas o que han sido procesadas en almíbares, además de ello, dependiendo de la condición de cada paciente, habrá frutas que puedan suspenderse de su dieta o permitírsele comerlas en mayor proporción que a otras personas. No todos los pacientes con diabetes son iguales, cada uno tiene una condición particular que debe ser tratada de manera personal y no como un caso general, donde un mismo tratamiento y recomendación se puede hacer extensivo a otros. En el siguiente apartado detallamos las frutas para diabéticos y cómo puede incluirse en el menú diario de estos pacientes.

FRUTAS PARA DIÁBETICOS: ¿QUÉ FRUTAS DEBE COMER UN PACIENTE CON DIÁBETES Y CUÁLES DEBE EVITAR?

Aunque las frutas sean parte importante de la dieta de un diabético, no todas ellas deben incluirse en el menú diario de estos pacientes. Es cierto que las frutas son uno de los alimentos más saludables que existen, pero también es verdad que su concentración en hidratos de carbonos y la carga glucémica que éstas poseen, pueden poner en riesgo la salud del paciente.

Todas las frutas, aunque sean ricas en vitaminas, deben consumirse con moderación intentando determinar cuánto índice glucémico y porcentaje de hidratos de carbono poseen, por lo tanto debe evitarse el consumo indiscriminado de melón, bananas, uvas, sandía, chirimoya y otras frutas con alto contenido de glucosa. Esto no significa que el paciente no podrá nunca probarlas, sino que deberá hacerlo con moderación. No hay, entonces, frutas prohibidas para diabéticos, mientras que el médico diga lo contrario; lo que debe cuidarse son las porciones y la frecuencia con que se consumen.

Es importante saber que aunque algunas frutas para diabéticos tengan una carga glucémica alta, pueden tener, al mismo tiempo índices bajos de hidratos de carbono y viceversa. Lo mejor en estos casos es pedir la opinión de un profesional y dejarle en sus manos la planificación del menú diario del paciente; médicos y nutricionistas deben trabajar en conjunto para lograr la dieta adecuada que el paciente necesita; recuerda que no todos los casos son iguales, pues dependiendo del tipo de diabetes que se padezca, la dieta podrá variar en mayor o menor medida.

Algunas frutas contribuyen a reducir los niveles de azúcar en la sangre, pero no por ser así deben consumirse diariamente, recuerda que pueden tener una concentración importante de hidratos de carbono, que puede ser perjudicial para la salud del paciente. Algunas frutas ideales para diabéticos son:

  • NARANJAS: como todos los cítricos, son unas de las frutas recomendadas para diabéticos por su alto contenido en vitamina C y fibras. Esta fruta ayuda a mantener estable los niveles de azúcar en la sangre, además de controlar la enfermedad. Comer una naranja diariamente, ayudará al paciente a controlar su peso corporal y a la absorción de azúcares naturales, favoreciendo el funcionamiento del páncreas. Más que beber el jugo de esta fruta, se recomienda comerla como parte de las meriendas o cinco comidas diarias que debe hacer una persona con diabetes.
  • GUAYABAS: al igual que la naranja y demás cítricos, son ricas en vitamina C y fibras. Aunque su pulpa es rojiza, ayuda a controlar la glucosa en la sangre; se hace mención a este detalle ya que muchas frutas rojas contienen altos niveles de azúcar e hidratos de carbono y, de no tener un consumo controlado, perjudican, más bien, la condición del paciente.

Comer guayaba con todo y la cáscara de esta fruta aportará más fibra al paciente que si consume la fruta sin la piel. Hacer tés con sus hojas puede ayudar a prevenir la diabetes mellitus y a ayudar al que ya la padece.

  • FRESAS O FRUTILLAS: esta es otra de las frutas ideales para diabéticos, que siempre hacen falta en el menú de estos pacientes. También es rica en fibra y vitamina C, posee niveles bajos de hidratos de carbono, por lo que ayuda a controlar el azúcar en la sangre. Un plato pequeño de esta fruta aportará energía al diabético, especialmente en rutinas de ejercicios o cualquier actividad que requiera grandes esfuerzos físicos o corporales.
  • MANZANAS: las manzanas son unas de las más importantes frutas que deben consumir los diabéticos, ya que ayudan a reducir el riesgo de patologías secundarias como la pérdida de la vista. El consumo frecuente de manzanas reducirá los índices de glucosa en sangre, además de que ayudará al cuerpo a liberarse de toxinas que pudieran interferir en la mejoría del paciente. Al igual que las frutas anteriormente nombradas, las manzanas son ricas en vitamina C, antioxidantes, fibra y pectina, las cuales contribuyen, a su vez, a controlar la ansiedad de los pacientes por el consumo de azúcar.
  • PALTA O AGUACATE: esta fruta rica en fibra y potasio ayuda a regular la glucosa en las personas con diabetes. Aunque es rica en grasas, no favorece el aumento de peso del diabético, sino que, al contrario, aporta los niveles de grasas necesarios para sustituir aquellas, que el paciente no puede incluir en su dieta diaria. Los diabéticos pueden comer aguacate, ya que, por ser una fruta rica en grasas monoinsaturadas, no perjudica la salud del paciente, aunque a veces se piense lo contrario. Recordemos que las grasas monoinsaturadas pertenecen al grupo de las llamadas grasas saludables, que aportan también niveles energéticos adecuados.

Los alimentos ricos en hidratos de carbono, como todos los que acabamos de nombrar, son imprescindibles en la dieta para diabéticos, cuando éstos están inmersos en una rutina diaria de ejercicios físicos. Los hidratos de carbono ayudan a mantener el nivel de azúcar adecuado, que el organismo necesita para recuperar energías y evitar cuadros inesperados de hipoglucemia, sin embargo, debe tenerse especial cuidado con las cantidades que se consumen, ya que el exceso o consumo descontrolado de estos hidratos podría elevar los niveles de glucosa en la sangre, de manera preocupante.

Las frutas, así como otros alimentos para diabéticos, son ideales para consumirlos en el desayuno o en horas tempranas del día, ya que aportan cargas energéticas importantes para desarrollar diferentes actividades o ejercicios físicos durante el resto de la jornada.

ALIMENTOS PROHIBIDOS PARA DIABÉTICOS

Aunque hayamos dicho que las personas con diabetes pueden consumir prácticamente cualquier tipo de alimento, existen comidas que los diabéticos no pueden comer. Obviamente, al hacer esta afirmación nos referíamos a las variantes de los alimentos en sus presentaciones saludables, libres de grasas saturadas, almidones o azúcar refinado; sin embargo para ser más específicos, detallaremos, los alimentos prohibidos para diabéticos y qué pueden comer en lugar de éstos.

  • LÁCTEOS CON AZÚCAR: debe evitarse el consumo de productos lácteos con azúcar o ricos en grasas. Por ejemplo, la leche condensada, la leche completa, los quesos madurados, son alimentos que deben eliminarse de la dieta sana para diabéticos. Los diabéticos pueden consumir leche siempre y cuando sea descremada y esté libre de azúcar, existe una variedad de quesos bajos en grasa como el requesón, queso de cabra, queso cottage y otros que pueden sustituir los quesos prohibidos para la diabetes. La leche deslactosada es recomendada cuando se tiene intolerancia a la lactosa, también la leche de almendras será buen nutriente y aportará vitaminas importantes en la dieta del diabético.
  • ALCOHOL: los diabéticos pueden beber alcohol, pero es un tema de cuidado que hay que manejar a través de las indicaciones precisas de un médico o nutricionista. Las bebidas alcohólicas y la diabetes no son las mejores aliadas, ya que el exceso de ellas puede provocar una baja abrupta en los niveles de azúcar del paciente, por lo que se requiere ciertos cuidados antes de consumirlas. Un paciente diabético no debe beber indiscriminadamente ni exceder la cantidad permitida, que vendría siendo dos tragos, aproximadamente, cada día. Para evitar cuadros hipoglucémicos se recomienda haber comido antes y durante la ingesta de estas bebidas.
  • BEBIDAS ARTIFICIALES: todas las bebidas que han sido procesadas industrialmente como los jugos pasteurizados, las gaseosas, bebidas energéticas, entre otras, son completamente dañinas para las personas con diabetes. En ningún caso se autoriza a ningún paciente con  diabetes a consumir estas bebidas ricas en azúcar. Actualmente, en el mercado encontramos algunas bebidas light especiales para dietas y regímenes de salud especiales, sin embargo, estas bebidas aunque sean para dietas no están libres de glucosa. No es que las bebidas dietéticas estén libres de azúcar, es que la poseen pero en menos cantidad que las bebidas convencionales.
  • CARNES PROCESADAS: como ya sabes, las carnes procesadas, sean rojas o blancas, son nocivas para la salud del diabético. Debe evitarse a toda costa las salchichas, chorizos, jamones madurados, tocino y embutidos en general.
  • GOLOSINAS: los dulces, los chocolates y las golosinas están completamente prohibidos en la alimentación de una persona diabética. Aunque actualmente existen golosinas para diabéticos, éstas no son del todo confiables, ya que muchas de ellas contienen ingredientes que pueden resultar perjudiciales para las condiciones que definen a algunos pacientes. Recuerda que no todos los diabéticos son iguales, por lo tanto no todos pueden comer lo mismo ni prohibirse los mismos alimentos, aunque padezcan la misma enfermedad. Las jaleas, mermeladas, la miel y otros productos similares deben ser igualmente eliminados de la dieta de los diabéticos. Cualquier desacato a la prohibición de consumir dulces, golosinas, chocolates o helados puede desencadenar subidas inesperadas de azúcar y llevar al paciente a sufrir severas crisis de salud y hasta a la hospitalización.

Aunque se ha hablado mucho de que los diabéticos no pueden comer dulces, existen buenas noticias para aquellas personas a las que les gusta comerse un postre o un aperitivo dulce. Veamos a continuación qué tipos de postres puede comer un diabético y cómo se preparan.

¿LOS DIABÉTICOS PUEDEN COMER POSTRES? ¡4 POSTRES PARA DIABÉTICOS QUE NO PUEDES DEJAR DE PROBAR!

¡Sí, como lo lees! Existen postres para diabéticos y acá te vamos a decir cómo preparar algunos de los mejores aperitivos dulces para personas con diabetes. No por el hecho de ser postres, deben llevar azúcar en su preparación; acá te enseñamos algunas recetas de postres para diabéticos donde podrás sustituir el azúcar por ingredientes naturales e inofensivos, que le imprimirán el sabor ideal a estas dulces comidas. Veamos, entonces, algunas recetas, desde las más elaboradas hasta las más simples, para que endulces tus días sin necesidad de consumir azúcar refinada.

1) TARTA DE FRUTAS Y CREMA DE COCO:

INGREDIENTES PARAEL PASTEL

¾ de leche descremada

¼ de mantequilla

½ frijol de vainilla

3 huevos

1 ¼ taza de tagatosa o stevia (en sustitución del azúcar)

1 ½ taza de harina de trigo integral

1 ½ cucharadita de polvo para hornear

¼  cucharadita de sal

1 ½ cucharada de extracto de vainilla

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE COCO

4 onzas de crema de leche baja en grasas

2 cucharadas de leche de coco

¼ cucharadita de extracto de coco

INGREDIENTES PARA LA CUBIERTA DE FRUTAS

1 cucharada de miel

1/8 cucharadita de jengibre molido

Una pizca de cardamomo molido

1 taza de frutas salteadas

2 cucharadas de hojuelas de coco

PREPARACIÓN

Mezcle la leche descremada con la mantequilla. Triture y agregue el frijol de vainilla y caliente a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita; bata constantemente y no deje hervir la preparación. Retire del fuego y conserve.

Precaliente el horno a 380 grados, mientras enharina el molde donde se horneará el pastel, finalmente. Bata los huevos a temperatura ambiente, con ayuda de una batidora durante 3 o 4 minutos; gradualmente añada el edulcorante natural hasta que quede completamente mezclado. Posteriormente, agregue la harina, el polvo de hornear y la sal. Mezcle a velocidad media hasta que se unan perfectamente todos estos ingredientes. Vierta la preparación en el molde y hornee por 25 minutos.

Para la preparación de la crema bata la crema de leche con el extracto y la leche de coco, hasta que la mezcla quede espesa con la consistencia de una crema pastelera. En un bowl aparte mezcle el jengibre, el cardamomo y la miel y reserve para espolvorearlo sobre las frutas como decorado.

Coloque la tarta, ya fría sobre una bandeja, agregue un poco de crema sobre ella y coloque las frutas en un montón colorido. Espolvoree las especias sobre ella y sirva.

2) FLAN DE CHOCOLATE

Aunque hemos dicho que los diabéticos no pueden comer chocolates, aquí te traemos esta receta con una variante que te sorprenderá.

INGREDIENTES:

1cucharadita de edulcorante natural

2 huevos

1 taza de leche descremada

100 gramos de cacao sin azúcar

PREPARACIÓN

Calentar a fuego bajo, la leche y el cacao en trozos, sin dejan que hierva, batiendo constantemente para que no se pegue en la cazuela. En un bowl aparte mezcla los huevos con el edulcorante natural de tu preferencia hasta que queden unidos por completo. Mezcla ambos preparados en un recipiente donde cocinará este flan en  baño de maría, en el horno, durante media hora aproximadamente. El tiempo de cocción puede variar, dependiendo de la intensidad de la llama que posea el horno escogido.

Pasados los 35 minutos, retírelo del horno, déjelo enfriar y sírvalo rodeado de fresas en rodajas, mangos o trozos de cambur.

3) MANZANAS ASADAS CON CANELA

Este es un rico postre con frutas para diabéticos que nunca pasa de moda y siempre cae bien al estómago por lo natural de sus ingredientes.

INGREDIENTES:

4 manzanas rojas

50 ml de jugo de limón sin azúcar

2 cucharadas de edulcorante natural de tu preferencia

½ cucharadita de canela

PREPARACIÓN

Lava muy bien las manzanas y remueve sus corazones sin quitarles la piel. Colócalas en un molde para hornear, báñalas con el jugo de limón, el edulcorante  y espolvorea, uniformemente, sobre ellas la canela; llévalas al horno durante 40 minutos hasta que estén doradas y caramelizadas. Déjalas enfriar. Al servir agrega un poco más de canela molida sobre ellas.

4) PALETAS HELADAS DE FRUTAS Y YOGURT:

Este es uno de los postres fáciles y rápidos para diabéticos que resultan refrescantes en días de verano o calor. Puede ser preparado en pocos minutos y disfrutado, incluso por personas que no padezcan esta enfermedad.

INGREDIENTES:

2 tazas de yogurt sin azúcar o yogurt griego

1 taza de la fruta de tu preferencia

Edulcorante natural al gusto

PREPARACIÓN:

Coloca los trozos de frutas en un procesador junto al yogurt y el edulcorante, licúa estos ingredientes y agrega un poco de agua, si es necesario para que se mezclen los ingredientes con mayor facilidad. Coloca la mezcla en molde para helados o paletas y llévalos al freezer hasta que se congele.

DESAYUNOS PARA DIÁBETICOS: ¿QUÉ PUEDEN COMER LOS DABÉTICOS EN LA MAÑANA?

Si no sabes qué puede desayunar un diabético te invitamos, te decimos que su menú no debe ser necesariamente aburrido e insípido. Existen montones de combinaciones interesantes para que el paciente lleve una vida prácticamente normal y olvide, en sus comidas, lo que quizás escucha a diario acerca de lo rígido que debe ser su menú. Es cierto que la comida para diabéticos debe ser preparada con atención especial en los ingredientes que se van a usar y cómo se va a preparar, sin embargo esto no significa que se va a restringir al paciente a consumir siempre los mismos alimentos, preparados de manera simple y sin sabor. .Concentrémonos, por los momentos en los desayunos para diabéticos; te enseñaremos menús interesantes para que sepas cómo preparar desayunos para personas diabetes

De entrada es importante que sepas que un desayuno balanceado para diabéticos debe incluir la combinación perfecta de hidratos de carbono, fibra, proteínas, vitaminas y grasas buenas, esenciales para estabilizar el nivel de azúcar en la sangre del paciente y aportarle las energías que necesita para llevar a cabo sus actividades. No se trata sólo de cuidar las concentraciones de glucosa en el torrente sanguíneo, sino de nutrir y alimentar el organismo con los nutrientes necesarios. Veamos algunos desayunos fáciles para diabéticos y date cuenta de que su alimentación no debe ser aburrida, como quizás has creído hasta ahora.

  • WRAPS DE HUEVO Y PIMIENTOS FRESCOS: no hay nada mejor que comenzar la mañana con un desayuno colorido ¡Y es que este desayuno lo tiene todo! Prepara un wrap con una tortilla de trigo integral dietética y agrégale un omelette de huevo con una pequeña porción de queso de cabra. Acompáñalo con pimientos y frescos y cebolla en rodajas. Si el médico lo indica, come una pequeña porción de fruta al terminar este delicioso wrap. Este es uno de los desayunos ideales para diabéticos, ya que además de rápido es energético y nutritivo.
  • SANDWICH DE QUESO Y VEGETALES: una rebanada de pan a la mitad será el escenario perfecto para que debuten los ingredientes que te vamos a mencionar a continuación: un trozo pequeño de queso de cabra, dos rodajas de tomate cherry, una cucharada de yogurt natural y una hoja de lechuga, si deseas. Podrás preparar un delicioso sándwich con estos ingredientes y de bebida un nutritivo jugo de zumo de naranja sin azúcar. Recuerda que el pan no debe ser blanco, sino integral y lleno de fibra.
  • YOGURT CON FRUTA: elije la fruta de tu preferencia, siempre y cuando el médico te la haya indicado en tu dieta. Adecúa la porción recetada y córtala en pequeños trozos que luego unirás junto a un poco de yogurt descremado y sin azúcar. Agrégale un puñado de nueces o algún otro fruto seco que le dé sabor y consistencia a este preparado. Las cantidades de cuánto debes comer, serán indicadas por un especialista.
  • AVENA Y MUFFIN DE TRIGO INTEGRAL: un plato pequeño de avena sin azúcar, espolvoreada con canela y unas cuantas pasas sobre la mezcla, se convertirá en uno de los desayunos saludables para diabéticos. La avena puede acompañarse con un pequeño muffin preparado con trigo integral, aportando fibra, vitaminas y las proteínas necesarias para comenzar el día.
  • PASTEL DE HUEVO CON TOSTADA: esta es una de las recetas para diabéticos que más gusta por su facilidad para preparar y lo deliciosa que resulta al paladar. Bata un huevo y agréguele un poco de leche descremada, espolvoree ajo y canela en polvo. Coloque la mezcla en un recipiente y llévela al microondas durante un minuto, sirva con salsa de tomate natural o cualquier otra que sea de su preferencia, atendiendo siempre a las recomendaciones y consejos médicos sobre cómo debe ser la comida de un diabético. Este plato puede acompañarse con una lonja de pan tostado 100% integral y una porción de fruta o zumo de naranja o toronja.
  • PIMIENTOS RELLENOS: escoja un pimiento rojo y rellénelo con huevo revuelto y un sofrito de ajo y cebolla. Coloque rodajas de tomate alrededor y un poco de queso de cabra o cottage encima del relleno; llévelo al horno por unos minutos y sirva acompañado de una tortilla de trigo integral. Puede beberse un café con leche descremada  sin azúcar.
  • TOSTADA CON MANTEQUILLA DE MANÍ: tueste una rebanada de pan integral y úntela con mantequilla de maní, coloque trozos de banana sobre el emparedado o sustitúyalas por rodajas de manzana si desea. Puede espolvorearle canela al gusto. Un buen jugo de guayaba sería el acompañante perfecto para este desayuno.
  • TORTILLA DE ESPINACAS: mezcle la clara de dos huevos con un manojo troceado de espinacas o acelgas, en su defecto, agréguele ajo en polvo y trocitos de tomate. Cocine a fuego lento y sirva con galletas saladas dietéticas; las galletas de soda son especiales para estos desayunos rápidos para diabéticos.

Lo que deben comer los diabéticos en el desayuno es básicamente lo que te hemos presentado acá, teniendo siempre en cuenta que podrá consumir otra gran variedad de alimentos, sólo si éstos se ajustan al menú prescrito por el médico. Lo desayunos pueden acompañarse con un vaso de jugo, un batido de frutas bien concentrado o una taza de té o café, todos ellos sin azúcar refinada o edulcorantes. Un vaso de agua sería ideal, si no se cuenta con frutas para preparar los zumos sugeridos. Beber agua, además de hidratarnos, nos da una sensación de llenura, por lo que si la persona no queda satisfecha con las raciones servidas en los desayunos, un vaso de agua le va a ayudar a llenar ese espacio que parece haber quedado vacío en su estómago.

Si tu gusto no es acompañar tus comidas con agua y prefieres beber jugos naturales, pero no sabes cuáles son los mejores jugos para diabéticos, acompáñanos hasta las siguientes líneas y conoce que zumos o batidos puedes preparar para que te alimentes de forma sana y divertida.

¿QUÉ JUGOS PUEDEN TOMAR LOS DIABÉTICOS? TE LO RESPONDEMOS

Luego de haber leído el apartado que habla sobre las frutas ideales para diabéticos y cuáles no deberían comer, es más fácil discernir qué jugos pueden beber las personas con diabetes. A continuación  compartiremos algunas ideas para que sepas cómo preparar jugos para diabéticos o batidos contra la diabetes mellitus.

  • JUGO DE PEPINO CON LIMÓN:

Este jugo bajo en calorías y rico en hidratos de carbono es ideal para mantener el peso ideal o perder algunos kilos de más que quizás estén afectando de más nuestra salud.

INGREDIENTES

1 ½ de agua

Un puñado de hojas de menta o yerbabuena

1 pepino

2 limones

Un puñado de jengibre molido

PREPARACIÓN

Lava muy bien el pepino, los limones, así como las hojas de menta y yerbabuena. Corta las frutas en rodajas delgadas y muy finas; agrega todos los ingredientes en la jarra con agua y llévalo al refrigerador hasta que alcance la temperatura deseada. Lo ideal es dejar reposar, un día completo, todos los ingredientes en el agua para que ésta absorba las propiedades y el sabor de todos ellos. Este jugo para diabéticos bajar de peso, les va muy bien, ya que los ayuda a la regulación de las actividades metabólicas y por ende a la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

  • BATIDO DE FRESA Y REMOLACHA:

Este jugo lleno de vitamina C, antioxidantes y hierro, aportarán también un nivel energético importante en las actividades diarias de las personas con diabetes.

INGREDIENTES

½ litro de agua

¼ de kilo de fresas

1 remolacha previamente cocida con piel

½ cucharada de jengibre

PREPARACIÓN

Corta las fresas y la remolacha en trozos y colócalas en una licuadora junto a los demás ingredientes, licúa durante 30 segundos o hasta que no quede ningún ingrediente entero en el vaso. Este jugo sirve perfectamente para incluirlo como una de las meriendas para diabéticos o para acompañar comidas principales en otros momentos del día.

  • JUGO DE MANZANA, APIO Y ESPINACAS:

Este jugo verde para diabético llega a ser una de las bebidas por excelencia, que debemos tratar de ingerir para reducir los niveles de azúcar en nuestra sangre; veamos cómo se prepara.

INGREDIENTES:

2 manzanas verdes

4 naranjas

1 puñado de espinacas

1 banana

Una rama de apio

½ cucharadita de cúrcuma

1 pedacito de jengibre

PREPARACIÓN:

Corta en pequeño trozos las manzanas, el jengibre, la banana y el apio; colócalos en el vaso de la licuadora junto al puñado de espinacas y agrégale agua al gusto, dependiendo de la consistencia que desees el batido. Exprime la naranja y mezcla, junto a los demás ingredientes. Este jugo de espinacas para diabéticos, funciona como coadyuvante en la pérdida de peso corporal y a la regulación del colesterol y los niveles de glucosa en la sangre.

  • JUGO DE ZANAHORIA Y APIO:

Una de las ideas de compartir información acerca de algunas comidas y bebidas para diabéticos es aprender cómo regular el azúcar en la sangre, además de dar a conocer cómo conseguir un gran aporte de vitaminas, para nuestro cuerpo, en ingredientes naturales y saludables para estos tipos de personas. Pues bien los jugos de zanahorias para diabéticos aportan estos beneficios y más si se les combina con otros ingredientes como el apio España o celery.

INGREDIENTES:

4 tallos de apio

3 zanahorias

Edulcorante al gusto

PREPARACIÓN:

Corta en pequeños trozos los apios y las zanahorias y llévalos a la licuadora. Agrégale la cantidad de agua que consideres necesaria y ponle, finalmente, el toque final, endulzándolo con el edulcorante natural de tu preferencia.

Aunque las frutas parezcan inofensivas y de hecho sean recomendadas en planes dietéticos y regímenes alimenticios, debe tenerse cuidado con las cantidades que se consumen. Toda comida o plato preparado que consuma un diabético debe pasar primero por la apreciación y visto bueno de un médico para asegurarse de que no se está incumpliendo con las indicaciones prescritas.

Recuerda que las frutas para diabéticos son las mismas que para el resto de las personas, con la salvedad de que las personas con niveles altos de azúcar en la sangre no pueden consumir porciones de varias frutas  a la vez. Debe buscarse el equilibrio en las concentraciones de glucosa e hidratos de carbono que posee y esto puede hacerlo solamente un profesional de la medicina. Una de las claves para llevar una dieta sana para diabéticos es no auto recomendarse alimentos por muy saludables que parezcan. Ten presente que ser diabético implica una situación delicada y crónica, que puede desencadenar en patologías mucho más complicadas, si no se sigue al pie de la letra la palabra y consejos del médico. No se debe consumir sólo frutas y alimentos saludables para conseguir las vitaminas necesarias, también es recomendable seguir una serie de recomendaciones de vida para mantener el equilibrio en ella.

Una persona diabética no sólo debe darle prioridad a mantener equilibrados los niveles de azúcar en la sangre; el bienestar psicológico y la práctica de ejercicio físico son también parte fundamental del tratamiento de alguien que padezca esta enfermedad. Igualmente es importante el control y chequeo médico constante, en los que el galeno indicará los medicamentos y dosis necesarias para controlar la enfermedad.

VITAMINAS PARA PERSONAS CON DIABETES ¿CUÁLES CONSUMIR?

El descontrol de los niveles de azúcar en la sangre se debe también a deficiencias vitamínicas que no pueden ser suplidas solamente con la ingesta de frutas, vegetales o alimentos sanos en las comidas diarias. Las vitaminas para diabéticos deben incluirse como parte obligada de su dieta, siendo siempre recomendadas por un facultativo. Algunas de las vitaminas que deben consumir los diabéticos son:

  • VITAMINA B: la vitamina B en todas sus presentaciones (vitamina B1, B6, B12) son esenciales en la protección de los nervios del paciente ayudándolo a cuidar el sistema nervioso y los vasos sanguíneos que lo recorren. Fuentes importantes de vitamina B la constituyen los frijoles, frutos secos, mariscos, germen de trigo, hígado de res, entre otros como la zanahoria, huevos, pollo y lácteos.

La deficiencia dela vitamina B en el cuerpo de un diabético se debe a la eliminación de ésta por parte de los riñones, debido al mal funcionamiento del páncreas. Los diabéticos en etapas avanzadas de su enfermedad terminan padeciendo de enfermedades renales y de la vista, como consecuencia de la falta de algunas vitaminas que el cuerpo elimina o no es capaz de producir por sí solo.

  • VITAMINA C: otro de los suplementos vitamínicos que debe consumir una persona con diabetes es la vitamina C, ya que le ayudará a reducir la concentración de azúcar en la sangre además de favorecer al fortalecimiento del sistema inmunológico. Además de consumirla en frutas y otros alimentos diarios, es importante que pueda administrársele 500 mg dos veces al día de esta vitamina, todo por supuesto bajo prescripción facultativa.
  • VITAMINA D: la vitamina D ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares por lo que contribuiría, notablemente, a mantener la salud del paciente en niveles estables, específicamente su sistema óseo.

Otras vitaminas importantes para diabéticos son el ácido fólico, el potasio, el zinc, el hierro y el magnesio, las cuales pueden ser consumidas diariamente a través de una dieta diaria balanceada, libre de grasas y azúcares procesados. La persona diabética, si consume las dosis adecuadas de vitaminas y evita alimentos prohibidos, como los que mencionamos en este post, puede llevar una vida saludable sin  mayores riesgos aparentes. Vivir con diabetes es aprender a dejar alimentos que perjudican la salud y a adoptar una vida libre de agentes perjudiciales para nuestro organismo. La combinación de ejercicios, alimentación sana y salud psicológica convertirá a estas personas en sobrevivientes potenciales de esta penosa enfermedad. No se trata solo de cumplir la dieta, sino de tener una actitud positiva ante la vida y reconocer que las limitantes sólo existen en nuestra mente.