Desayunos para celíacos

Los celíacos son aquellas personas que, por diversas razones, son intolerantes al gluten, una proteína presente principalmente en la avena, el trigo, la cebada, etc. Por esta razón, los desayunos se vuelven una verdadera tortura a la hora de encontrar la variedad y la salud en un mismo lugar. Hoy te damos unas cuantas ideas para preparar tus desayunos para celíacos.

Muchas personas nacen con este problema y probablemente ya estén adaptados a convivir con ello, adaptando su vida a sus necesidades sin ningún problema. Pero también hay personas a los que la intolerancia viene a mitad de su vida, y quizás aun no sepan cómo pueden adaptar sus desayunos a su nueva vida.

Las tostadas no suelen ser un problema ya que gracias al avance de la industria resulta muy sencillo encontrar panes sin gluten con los que preparar parte de nuestro desayuno. A esto podemos añadirle unas cuantas rodajas de pavo, mermelada sin azúcar y sin gluten o cualquier otro acompañante que no nos sea perjudicial.

Otra cosa que podemos desayunar son galletas, sin gluten, acompañadas de trozos de fruta, queso semicurado y una taza de té o café al gusto. La fibra de las galletas nos ayudará a regular el tránsito, así como las vitaminas de la fruta mantendrán a nuestro cuerpo lleno de energía.

Recetas Desayunos para celíacos

Otra opción muy interesante para en los desayunos para celíacos son los batidos de proteínas caseros, del sabor que más nos guste y totalmente libres de gluten. Para ello lo que necesitamos es leche de almendras con nuestra fruta favorita en una batidora y darle caña hasta que quede homogéneo y lo metemos en el frigorífico.

También podemos tomar hummus casero, el cual se puede preparar de forma muy sencilla con tan solo garbanzos y un par de especias diferentes. Este hummus nos puede venir genial para acompañar nuestros desayunos para celíacos ya que está delicioso y puede aguantar preparado en la nevera un par de días sin problema.

Y para terminar damos una última idea, las tortillas u homelettes, las cuales podemos acompañar con una infinidad de alimentos saludables como verdura, lonchas de pavo, queso, etc. Son una importante fuente de proteínas y carbohidratos que nos potenciará en nuestro día a día.