Desayuno saludable , cómo prepararlo !

El desayuno es la comida más importante donde las haya y como tal debe ser saludable para que, además de mantener nuestro cuerpo repleto de energía durante las primeras horas del día, sea capaz de mantenernos en forma a lo largo del tiempo y de no afectar al funcionamiento de nuestro organismo.

Es por esto que hoy os traemos unos cuantos pasos o pautas para preparar un desayuno saludable todos los días y sin esfuerzo:

En primer lugar, añade cereales o avena a tus desayunos, y si ya lo haces mejorarlos. Introduce algunos frutos rojos o bayas troceados a tus cereales para hacerlos más nutritivos. También puedes añadir plátanos o pasas, eso al gusto. Luego, complementarlos con leche desnatada o semidesnatada para evitar las grasas de la leche en lo máximo posible.

 cereales y avena Desayuno saludable

Otra cosa necesaria para preparar un desayuno saludable es la fruta, aunque no es necesario que sea una fruta entera. Desde aquí recomendamos el melón, la papaya o las naranjas, ya que combinan muy bien con el resto del desayuno y son muy ricas en vitaminas. Recuerda quitarle las semillas.

Otro ingrediente importante para estos desayunos saludables son los huevos, por su alto contenido en proteínas y por su facilidad a la hora de combinarlo con cualquier cosa. Una tortilla de verduras, ya sea con cebolla, pimiento o tu preferida. Además, tras preparar la tortilla podemos añadirle un poco de queso por encima para potenciar su sabor.

Y para beber, lo mejor es un zumo de nuestra fruta preferida, a ser posible natural para que contenga la mayor cantidad de vitaminas posibles, ayudándonos a refrigerar nuestro cuerpo y a obtener tantas energías como necesitemos para el día.

Eso sí, si quieres preparar un desayuno saludable olvídate de los pasteles y los bizcochos, ya que son una fuente de carbohidratos cuyo aporte real es bajo si lo comparamos con el resto de alimentos. Así que es mejor pasar de ellos.

Y con estas cuatro pautas tenemos nuestro desayuno saludable de manera diaria y con la posibilidad de probar tantas combinaciones como queramos a lo largo del tiempo.