Desayuno para cumpleaños

Siempre queremos dar la mejor sorpresa a un ser querido que esté en su día de cumpleaños, deja que el pastel se sirva de noche y dale un giro a su felicidad del día, con un buen desayuno para cumpleaños con toques especiales y personales que te identifiquen como una persona que la aprecias y que no quieres que ese día tan importante pase desapercibido.

En este día que quieres celebrar junto al ser querido, cada hora es importante y en las primeras de la mañana, puedes comenzar a sorprenderlo con un especial desayuno para cumpleaños que causará el mismo efecto que un regalo extravagante en su jardín.

Desayuno para cumpleaños niños

Alternativas para darle el feliz cumpleaños

  • Hotcakes: los hotcakes o panqueques, resultan una opción de máximo gusto para cumpleaños de todas las edades. Son platillos sencillos y que causan mucha emoción a simple vista, pues la delicadeza que inspiran es tal que sorprenderá al festejado desde la primera hora y puedes aplicar un toque más personalizado si en ellas colocas una vela. Una bengala única en un platillo de mucha felicidad que sin duda sacará una sonrisa.

  • Desayunos con notas especiales: También, puedes optar por preparar un platillo de desayuno tradicional en el que el pan tostado, los panqueques o los huevos enteros sean los protagonistas.

Un mensaje entre el pan o los panqueques, van combinando perfectamente con un poco de miel de arce y unos mensajes que señalen todas las cosas que sientes hacia la persona homenajeada. Es ideal que sea un gran ser querido, para que la sorpresa involucre la felicidad de todo su día. Si además quieres que la bebida también se involucre en el desayuno feliz, un vaso decorado con leche condensada, será una excelente alternativa.

  • Torta acanelada: la canela es la mejor amiga del amor y de la amistad, por eso cuando quieres darle una sorpresa a un ser querido que esté de cumpleaños, preparar una torta de canela siempre es una opción encantadora. Y si a ello, le agregas un toque de glaseado, sin duda podrás darle la felicidad que tanto esperaba para su día, desde la primera hora de la mañana.

    Cuida que la torta persista con el glaseado todo el tiempo y añade unas velas para servir, la sorpresa que se llevará será tan agradable que no querrá que el momento pase, junto a todos los que lo quieren y sabiendo que es un día para ser feliz.

No olvides que para que sea una grata sorpresa deberás llevárselo a la cama, si se pueda, de este modo la primera sonrisa será con este desayuno especial.