Aumentar la energía con un desayuno

Cuando se quiere aumentar la energía y la vitalidad del cuerpo, nada mejor que empezar por los desayunos, pues son las comidas que en principio dejan aprovechar toda la calidad de calorías centradas en el provecho de sus cualidades para incrementar el potencial energético de tu cuerpo, durante todo el día.

Si crees que tu desayuno para aumentar la energía se basa en una dona y un café, no será muy bueno el resultado que obtengas, pues los nutrientes que estás aportando a tu organismo son tan escasos que difícilmente lograrás tener la energía necesaria para cubrir el funcionamiento, todo el día.

Para los expertos, los desayunos para aumentar la energía deben mantener unas amplias condiciones en las que las proteínas y los carbohidratos, tienen una gran proporción, a diferencia de lo que se cree que con los altos niveles de azúcar, se conseguirá el resultado esperado, que si bien es cierto, la energía del azúcar a diferencia de los otros, es solamente temporal.

¿Qué puedes incluir en los desayunos para aumentar la energía?

Primeramente, carbohidratos saludables, pues es lo principal que todo buen desayuno sabrá satisfacer a tu cuerpo. Esto se debe a que son una excelente fuente de glucosa y el cuerpo va transformándolo constantemente en energía.

Opciones: Pan blanco, pan integral, avena y pan de centeno.

Proteínas bajas en grasa, estas son sumamente necesarias para aportar a tu cuerpo la suficiente energía, sobre todo si tienes un estilo de vida ajetreado.

Opciones: Frijoles negros acompañado de pan de centeno

Frutas, un elemento realmente indispensable como parte de los desayunos para aumentar la energía, pues aunque pienses que no puedes vivir sin la cafeína para empezar el día, los expertos recomiendan el intento de estos elementos estimulantes, las frutas.

Opciones: Jugos de sandía, melón, fresa.

Aumentar la energía con un desayunos
Aumentar la energía con un desayuno

Dile no a la lactosa, es una parte importante de la leche, pero no lo suficiente como para mantener la energía del día. Las alternativas a la lactosa, van siendo una de las opciones perfectas para aportar un potencial energético a tu cuerpo, sin muchas limitaciones.

Opciones: Leche de soya, leche de almendra